MI HOMENAJE A FORGES

El pasado 22 de febrero nos dejó Forges.

Crecí con sus dibujos, admirando su linea sencilla y su humor limpio y certero.

Coincidí con él en las reuniones como socio de APIM, en las exposiciones como Director Técnico del IQh, en las asambleas como impulsor de la Plataforma Seguir Creando y del Estatuto del Artista, e incluso en la tertulia sobre los límites de humor en la que participó en la redacción del periódico digital Bez cuando yo era colaboradora con mi ilustración diaria.

Así que no sólo fué un gran dibujante y un fantástico comunicador sino que también fue un profesional comprometido con sus compañeros, preocupado y ocupado en la tarea de impulsar y unir, porque juntos todo es mejor.

Tuve la oportunidad de cruzar algunas palabras con él, menos de las que hubiera querido, no ha dado tiempo a más.

Sin embargo, me quedo con ese instante de cada mañana en el que abría el periódico buscando su viñeta para inspirarme al realizar mi ilustración.

Y me quedo con aquel día de junio en la Casa de Fieras de El Retiro, en el que al presentarme para saludarle, su mano tocó mi brazo, recordó mi nombre y mirándome a los ojos, reconoció mi trabajo.

En ese instante, en que la humildad y la generosidad que tienen los grandes se hace patente, entendí quién era como persona.

Gracias Antonio.

Almudena del Mazo
soy@almudenadelmazo.com
No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.